Rafting

El rafting consiste en descender por las aguas bravas de un río en una lancha neumática disfrutando de paisajes únicos y viviendo una experiencia inolvidable y muy divertida.

Rafting es un deporte de equipo, la capacidad de la barca es de 4 a 8 tripulantes. Cada uno lleva su remo y siguiendo siempre las instrucciones de un guía titulado se desciende el río, pasando por rápidos, sobresaltos, obstáculos, zambullidas… y mucha diversión.

En este deporte mojarse es inevitable y, a lo mejor una caidita al agua puede haber, por eso, los participantes van adecuadamente equipados con traje neopreno, chaleco salvavidas, casco y escarpines, material que contrarresta la baja temperatura del agua y evita que pasemos frío.

En León hay 2 ríos en los que se puede practicar Rafting, el Esla y el Porma.

Para el descenso del río Esla, la edad mínima es de 8 años y para el descenso del río Porma, 14 años. Hay diferentes tramos dependiendo de la dificultad que prefieras: baja- media- alta.

Esta actividad es apta para todos los públicos (consultar personas con algún tipo de discapacidad), lo único imprescindible es saber nadar. La duración de la actividad depende del grupo pero es aproximadamente de 2 horas.

La temporada de rafting va desde mediados de marzo a mediados de octubre, aunque la mejor época para disfrutar al máximo de este deporte es durante el deshielo, porque el río aumenta su caudal.
El precio incluye: traje de neopreno, escarpines, chaleco, casco, remo, seguros y guía titulado.

Venir con: bañador, zapatillas que se puedan mojar (zapatillas de deporte o sandalias atadas), toalla y, recomendamos, traer crema solar.

IMPRESCINDIBLE SABER NADAR.

Reserva ahora tu alojamiento

[formulario_reseva_servicios servicio="alojamiento"]